Premios Grammy

Premios Grammy

Con Adele y David Bowie como grandes protagonistas, la edición 59 de los premios Grammy fue celebrada, y como era de esperarse, una ceremonia con tantos artistas reunidos tenía que regalarnos momentos inolvidables, los cuales estaremos repasando a continuación.

Antes de esto, nos gustaría mencionarte los principales ganadores de esta edición:

  • Grabación del año: Adele, ‘Hello’
  • Álbum del año: Adele, ‘25’
  • Canción del año: Adele, ‘Hello
  • Mejor actuación solista pop: Adele, ‘Hello
  • Mejor actuación pop en dúo o grupo: Twenty One Pilots, ‘Stressed Out’
  • Mejor actuación de rock: David Bowie, ‘Blackstar’
  • Mejor actuación en metal: Megadeth, ‘Dystopia’
  • Mejor canción rock: David Bowie, ‘Blackstar

Sin más, comencemos…

James Corden y su “Carpool Karaoke”

Todos coincidimos en que James Corden es un tipo sumamente divertido y que su idea de Carpool Karaoke es genial, pero, si nos concentramos solamente en lo sucedido durante la gala, se sintió algo forzado. Muchos de los artistas invitados balbuceando la canción, y gran parte de los que permanecían sentados, simplemente esperando a que la rutina terminara.

 Adele se equivoca durante su tributo a George Michael

Adele ha demostrado su calidad como artista en innumerables ocasiones, pero si hay algo que la pondera sobre la amplia mayoría de los cantantes en la actualidad es lo genuino de sus actuaciones. En más de una oportunidad se ha equivocado en escenario, incluso desafinando en sus canciones más populares; ¿pero qué ha hecho Adele cuando esto ocurrió? Reconoció su error y siguió adelante. Algo parecido a lo sucedido durante su tributo a George Michael, en donde la cantante erra durante su performance y dice lo siguiente en consecuencia:  «Lo siento, la he cagado» (…) Sé que esto es TV en vivo, lo siento. Lo siento, pero no puedo malograr esto para él».

El micrófono de Metallica y Lady Gaga

A pesar de haber sido un show aceptable, el innecesario histrionismo (denominado por algunos como actitud poser) de la genial Lady Gaga (nadie puede negar su increíble talento), sumado al desperfecto técnico que afectó al micrófono de James Hetfield, frustró la presentación en vivo de uno de los temas con más corazón que Metallica ha compuesto en largo tiempo: “Moth into Flame”. Una lástima.

Adele gana álbum del año, pero queda inconforme

Ganar el Grammy a Álbum del año debe ser el galardón más impresionante que cualquier músico puede recibir, incluso para Adele, una artista que lo ha ganado todo. Pero imagina si lo ganas luego de haber estado ausente de la escena musical por años y tras atravesar una dura (y hermosa) etapa en tu vida… ¿qué podría impedir tu plena y auténtica felicidad? Quizá saber que no lo merecías tanto como alguien que admiras con todo tu corazón.

Luego de recibir su premio, Adele hizo mención a Lemonade, el último disco de Beyoncé, y lo que significó para ella, dejando en claro que dicho álbum merecía el premio.

El premio póstumo a Bowie

David Bowie ganó el premio a Mejor canción rock por “Blackstar”, pero, por obvias razones, no fue capaz de recibirlo. El momento fue triste, incómodo… por un momento. Luego de algunos segundos The Chainsmokers subieron a la plataforma a levantar el galardón; algo bastante irónico tomando en cuenta lo contradictorio de ambas figuras: David Bowie, un ícono del arte; The Chainsmokers, un producto del sistema.

Lo más gracioso: Twenty One Pilots en calzoncillos

Luego de anunciarse que el dúo había ganado el Grammy a mejor performance dúo/banda por su tema “Stressed Out”, los amigos Josh Dun y Tyler Joseph subieron al escenario en busca de su estatuilla, aunque no de manera curricular; para sorpresa del público, el dúo recibió su premio en calzoncillos. Algunos se vieron molestos por esto, otros lo tomaron como una excentricidad normal entre artistas, pero lo cierto es que existía una dulce e inspiradora historia detrás:  «Hace muchos años, el Columbus, Ohio, antes de que ganáramos dinero con nuestra música, nos encontramos con unos amigos para ver la ceremonia de los Grammy. Nos dimos cuenta de que todos estábamos en calzoncillos mientras veíamos la premiación. Así que, decidimos que si un día ganábamos un Grammy, lo aceptaríamos sin pantalones puestos (…) Lo que acaba de decir, significa que cualquiera en casa que esté viendo esto, puede ser el próximo. Cualquiera, en cualquier parte, puede llegar a tener esto».

Que sigan la temporada de premios #Switchit.